¿Acaso me estaba enamorando?



Estaba en clase, intentando concentrarse en lo que el profesor le decía, inútilmente ya que su cabeza se empeñaba en irse a otro lugar mucho más agradable a un lugar donde le encantaría estar en esos momentos y en un lugar donde por desgracia hacia días que no estaba.
Ese lugar era extremadamente especial y pocas personas podían aceder a el,  se trataba del huequecito entre el cuello y la barbilla o entre los brazos de la persona que mas quería y que por caprichos del destino veía tan poquito.
Le extrañaba demasiado y cada día mas y eso le hacia muy difícil concentrase en cualquier cosa que no fuera recordar su sonrisa, la mirada que siempre le dedicaba, sus bromas, sus caricias...
Le necesitaba mas de lo que nunca había necesitado a un chico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario